sábado, 30 de abril de 2011

Budín de coco






Era la especialidad de mi madre. Torta húmeda con una especie de tocino del cielo tentador.

Ingredientes

400g de azúcar y cantidad extra para acaramelar la budinera
1 chaucha de vainilla
100g de coco rallado
4 huevos
8 yemas

Preparación

·         Funda en una sartén 1 taza de azúcar extra y utilice para caramelizar una budinera de 1 litro de capacidad (aproximadamente). Reserve.
·         Coloque los 400 gramos de azúcar y la chaucha de vainilla en una cacerola.
·         Cubra la cacerola con agua hasta que sobre 1 mm sobre el azúcar.
·         Coloque la cacerola sobre el fuego y mezcle con cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva.
·         Deje hervir (ya sin revolver) hasta que el almíbar tome el punto de hilo fuerte. Mientras…
·         Coloque el coco rallado en un bol.
·         Vierta el almíbar sobre el coco rallado y mezcle con cuchara de madera.
·         Al principio el almíbar flotara sobre el coco. Pero poco a poco aquel lo ira absorbiendo. Deje enfriar.
·         Coloque en un bol grande y limpio las yemas junto con los huevos.
·         Bata bien hasta que las claras no se noten (usted me entiende…).
·         Una los huevos batidos  a la mezcla de coco y almíbar.
·         Vierta la mezcla en la budinera que caramelizo en el primer paso.
·         Cocine el budín a banomaria en el horno, hasta que esté bien firme y la superficie doradita y crocante.
·         Para comprobar la cocción, hunda una brochette hasta el fondo del budín: debe salir sin adherencias.
·         Retire el budín de coco del bañomaría y déjelo enfriar muy bien.
·         Recién entonces desprenda los costados del budín con la hoja de un cuchillo.
·         Desmóldelo directamente sobre la fuente donde lo piensa servir, dándole un golpe seco.
·         Si no llegara a desmoldarse, vuelva el molde a su posición inicial y pase la base del mismo rápidamente por la llama de un quemador, para aflojar el caramelo.
·         Resultado: un delicioso budín de dos pisos; arriba, una especie de tocino del cielo, y abajo, una torta húmeda de coco.