miércoles, 27 de agosto de 2014

Galletitas rayadas


INGREDIENTES

Masa de vainilla, ver receta básica
Masa de chocolate, ver receta básica

PREPARACIÓN

  1. Forre el fondo de un molde tipo “budín inglés” chico, con un rectángulo de papel impermeable.
  2. Tome un trozo de la masa de vainilla, déle forma rectangular moldeándola entre las palmas de las manos y póngala en el molde.
  3. Tome una espátula (o use los deditos) y cuidadosamente estire la masa de vainilla a fin de forrar el fondo del molde en un espesor parejo (no mas de ½ cm).
  4. Estire igualmente un trozo de la masa de chocolate, superpóngala a la anterior y estírela con una espátula cuidadosamente, hasta formar otra capa de igual espesor.
  5. Repita la operación sucesivamente alternando los colores, hasta la altura que quiera hacer las galletitas.
  6. Ponga el molde en el congelador sólo hasta que note que la masa esté
            suficientemente firme como para cortar. (O déjela en la heladera hasta el día   
            siguiente).
  1. Desmolde la masa, retire el papel y corte en tajadas.
  2. Acomódelas en placas enmantecadas y cocínelas 2 minutos en horno caliente y el resto en horno suave, hasta que estén sequitas.


NOTA: Cuando estire las masas superpuestas hágalo cuidadosamente para que queden distribuidas en capas bien paralelas.


martes, 26 de agosto de 2014

Brochettes chinas




Cubos de lomo de cerdo o carré sazonados con sal y pimienta y marinados en ¼ de taza de salsa de soja mezclada con 1 cucharada de azúcar, 2 dientes de ajo triturados y ¼ de taza de whisky. Dejar macerar 1 hora y ensartar en brochettes. Asar lentamente 1 hora. Servir sobre una ensalada de ananás al natural y arroz “al dente” (no puedo con mi apellido italiano…).


lunes, 25 de agosto de 2014

Torta de mandarinas rendidora



¿Que qué compre entonces para ensayar algo nuevo? ¡Mandarinas! Y con dos huevos que aun tenia en la heladera, hice una torta fabulosa por lo rendidora. ¿Le cuento? Bata 100 gramos de manteca junto con la ralladura de 4 mandarinas y una taza de azúcar, hasta obtener una crema (que jamás obtendrá…). Ablande entonces todo con 2 huevos y el jugo de las cuatro mandarinas. Y no se aflija si la manteca le queda “cortadita”: ¡mejor para la textura posterior! Finalmente, mezcle a todo esto 200 gramos de harina leudante tamizada con 1 cucharadita de polvo para hornear (me encantan las exageraciones). Paso final: cocinarla 5 minutos en horno caliente y el resto en horno suave, hasta que esté crecidita, dorada y amenace con escaparse de las paredes del molde.







domingo, 24 de agosto de 2014

Arrolladitos primavera


(versión moderna para quien no tenga ganas de amasar)

INGREDIENTES

Masa para strudel, 1 sobre (contiene dos hojas de masa listas para utilizar)
Carne cocida de cerdo, muy picadita (más bien masacrada), 1 taza
Puerros picaditos, 1/3 de taza
Blanco de apio, picadito, 1/3 de taza
Salsa de soja, 1 cucharada
Aceite, cantidad necesaria
Fécula  de maíz, cantidad necesaria
Salsa de tamarindos, para acompañar (o “salsa imitación de tamarindos”)


PREPARACION

  1. Ponga en la licuadora o procesadora, la carne cocinada, los puerros, el apio y la salsa de soja.
  2. Licue hasta obtener una pasta.
  3. Despliegue cuidadosamente una hoja de strudel y divídala en 6 rectángulos.
  4. Pinte cada rectángulo con apenitas de aceite y espolvoree con otro apenitas de fécula de maíz tamizada.
  5. Coloque en la base de cada rectángulo un cordón finito de la pasta y enróllelos como si fueran piononos.
  6. Presione los extremos de cada arrolladito y dóblelos hacia abajo.
  7. Caliente suficiente aceite en una sartén y fría los arrolladitos hasta dorar de ambos lados.
  8. Escúrralos sobre papel absorbente y sírvalos acompañados con salsa de tamarindos (que se compra hecha en rotiserías chinas) o con “salsa imitación de tamarindos” (que podrá preparar usted en casa implorando perdón a toda la colectividad china).






sábado, 23 de agosto de 2014

Puchero "pilota"








Redondo, Redondo

Una receta muy poco tradicional con forma de pelota, para el invierno.

Ingredientes

Repollo grande verde, 1
Agua, cantidad necesaria
Aceite, 2 cucharadas
Cebolla picada, 1
Carne picada, ½ kilo
Panceta ahumada, 100 gramos
Manzana rallada, 1
Aceitunas verdes, 100 gramos
Pasas de uva, 50 gramos
Queso rallado, 100 gramos
Perejil picado, 1 cucharada
Miga de pan remojada en agua, exprimida y picada, 1 taza
Huevos, 2
Sal, pimienta y nuez moscada, a gusto
Caldo de verduras, cantidad necesaria
Papas al natural, a gusto

Preparación

1. Quítele al repollo las hojas externas duras y el tronco, tratando de no desprender las hojas al hacerlo. Abra cuidadosamente las hojas del repollo, aplastándolo hacia abajo como si quisiera convertirlo en una enorme rosa (¡Que imaginación!). Sumerja el repollo así abierto en una olla con abundante agua salada y déjelo así para que se lave bien. De este modo podrá asegurarse de que no quede ningún bichito entre las hojas, pues la sal los hace flotar enseguida.
2. Caliente el aceite y rehogue la cebolla. Retire del fuego y mezcle con la carne, la panceta, la manzana rallada, las aceitunas verdes, las pasas, el queso rallado, el perejil y la miga de pan picada. Ligue con los huevos. Sazone a gusto con sal, pimienta y nuez moscada.
3. Para el armado: Escurra el repollo y colóquelo así aplastado (abierto… ¡bah!) sobre la mesa. Siga achatándolo suavemente con las manos hasta aplanar bien las hojas. Haga con la mezcla de carne una pelota y colóquela en el centro del repollo. Levante cuidadosamente las hojas aplastadas adhiriéndolas a la pelota de carne, a fin de reconstruir la forma del repollo. Ate el repollo con varias vueltas de piolín, como si armara una pelota de trapo. Llene una olla grande con caldo de verduras hasta la mitad. Haga hervir el caldo. Cuando el caldo rompa el hervor, agregue el repollo en la cacerola y deje hervir despacio, una hora y media aproximadamente. Escurra el repollo y quítele las ligaduras.
4. Sirva en tajadas acompañando con las papas al natural.


Dificultad:

Hay que desarmar el repollo con cuidado para que no se desprendan las hojas del tallo.

Tip:

Este plato es ideal para servir en tajadas.



viernes, 22 de agosto de 2014

Besitos de coco


Y si papá no es fanático del fútbol, podemos llenarlo de besitos. Estos ídem de coco se pueden hacer chiquitos o moldearlos más grandes, secarlos en horno suave y guardarlos unos días en latas.

INGREDIENTES

100 gramos de coco rallado 
100 gramos de azúcar 
30 gramos de harina 
1 huevo batido
Unas gotas de esencia de vainilla 
1 taza de dulce de leche de repostería 
Cerezas glacé, nueces mariposa y/o almendras 
150 gramos de chocolate cobertura 
Placas enmantecadas y enharinadas


PREPARACION


1 Coloque en un bol el coco rallado, el azúcar y la harina. Mezcle bien. Agregue el huevo y la esencia de vainilla. Revuelva con cuchara de madera hasta unir todo en un bollo compacto y firme, pero húmedo. 

2 Tome trocitos chicos de pasta y moldéelos formando pequeñas bolitas, del tamaño de una avellana. Coloque las bolitas, un poco distanciadas entre sí, sobre placas enmantecadas y enharinadas.  

3 Enharine la base de un moldecito redondo o vaso chico y aplaste cada bolita de masa hasta darles forma circular y un espesor de 3 o 4 milímetros. Cocínelas por tandas en horno moderado, 7 minutos, hasta que estén sequitas y apenas doradas (más bien rubias). Levántelas con espátula y déjelas enfriar sobre una superficie plana.  

4 Una vez frías... enciérrelas en una lata. O decórelas así: ponga dulce de leche de repostería en una manga con boquilla de picos y trace un copito en el centro de cada galletita. Aplaste cada copito con media cereza glacé. También puede decorar el centro con nueces mariposa o almendras. O, una vez frías, bañarlas parcialmente con chocolate cobertura disuelto a bañomaría. ¡Exito asegurado!

jueves, 21 de agosto de 2014

Masa crocante “durita” para tartas de fruta


            Además de frescas son tentadoras e ideales para solucionar el problema del postre de un modo fácil y atractivo. La masa que le propongo esta vez es diferente de la masa crocante que le ofrezco en mi cuadernillo. ¿Y sabe por qué? Para que salga mas durita, así usted puede tener listas las tartas en la heladera con anticipación, sin que corran el riesgo de que la humedad del relleno las ablande demasiado y sea luego difícil manipularlas. Todas las recetas que figuran en esta nota son susceptibles de ser realizadas en forma individual, usando para tal fin moldes medianos de tarteletas.


Masa crocante “durita” para tartas de fruta

INGREDIENTES

Harina, 180 gramos
Azúcar, 80 gramos
Manteca, 90 gramos
Huevo entero (sin cáscara… ¿eh?), 1

PREPARACION

  1. Ponga la harina sobre la mesa en forma de anillo.
  2. Coloque en el centro el azúcar, la manteca y el huevo.
  3. Una primero los ingredientes del centro y luego vaya incorporándoles rápidamente la harina hasta obtener un bollo tierno. (¡Tiernísimo!)

PARA ARMAR LAS TARTAS O TARTELETAS

  1. Aplaste un poco la masa (o trozo de masa), póngalo en el centro de la tartera (o tarteletas) enmantecadas y enharinadas y, con la puntita de los dedos enharinados, vaya estirándola hasta forrar el molde en un espesor parejo y finito.

COCCION

  1. Pinche totalmente la masa con un tenedor. Si el molde es grande, aconsejo colocar sobre la masa un papel impermeable (o de aluminio) y rellenarla con porotos secos (¡después los usa para jugar al truco!) así durante la cocción hacen peso y la masa no se levanta.
  2. Cocine la tarta (o tarteletas) en horno caliente, hasta que esté doradita.
  3. Retire (acuérdese de sacarle el papel con porotos), desmolde y enfríe.
  4. Rellene a gusto con su imaginación o la mía.