jueves, 17 de marzo de 2011

Jalea de frutillas enteras



1)      Limpie ½ kilo de frutillas, maduras pero firmes.
2)      Coloque en un bol ½ kilo de azúcar, ¾ de litro de agua y el jugo de ½ limón.
3)      Haga hervir hasta que tome punto de hilo flojo.
4)      Agregue las frutillas y haga hervir despacito hasta que el almíbar tome punto de hilo fuerte.
5)      Escurra las frutillas cuidadosamente, para no deshacerlas y colóquelas en un bol.
6)      Haga hervir el almíbar hasta que tome punto de jalea.
7)      Vierta el almíbar sobre las frutillas que estén en el bol y revuelva con cuchara de madera, de a ratos, para que la jalea vaya cubriendo y amalgamando las frutillas mientras se enfría y espesa (de lo contrario, decantará en el fondo del bol).
8)      Envase siguiendo el modernísimo sistema de envasado al vacío made in Santa Fe. O haga como mi abuela: tape la boca del frasco con tres discos de papel empapados en alcohol fino… ¡y enrosque bien la tapa! ¿Cuánto cree usted que durarán hasta que alguien las descubra?