lunes, 7 de marzo de 2011

Delikatessen



Usted podrá hacer unas masitas secas deliciosas (“delikatessen” increíbles) y sin nada de huevos. Bata ½ taza de manteca con ¼ de taza de azúcar impalpable tamizada y apenitas de sal. Agréguele entonces 1 taza de harina común, una bien y moldee como se le antoje. Coloque las galletitas sobre placas enmantecadas y enharinadas, y cocínelas en horno caliente hasta que estén sequitas pero pálidas. Una vez frías, despéguelas y báñeles la mitad (o las ¾ partes…¡bah!) con chocolate cobertura, o pégueles trocitos de fruta o nueces o lo que quiera. Resultado: “LIEBLICH!” (Pido perdón a la colectividad alemana).