jueves, 3 de marzo de 2011

Salsita desesperada



¿Le cuento la última “salsita desesperada” (fría) que inventé para levantar el status de unas costillitas de cerdo asadas? Toda la mezcla la hice “a ojo”: crema de leche batida semiespesa, mostaza común, jugo y ralladura de naranjas, un poco de azúcar impalpable y otro poco de sal y pimienta. ¡¡¡La locura!!! ¡Glup!