sábado, 26 de marzo de 2011

Pancito de nada



¡Claro que cocinar sin gluten no es cosa fácil!... Pero usted bien sabe que todo es posible para quienes hacemos de la cocina una verdadera entrega de amor. ¿Le cuento el “pancito de nada” que puede hacer en un periquete? Ponga en la batidora 2 huevos y un poquito de sal y bata a toda máquina hasta obtener una espuma gigante y espesa como sabayón. Vuelque el batido en un moldecito chico para budín inglés bien enmantecado (N° 1) y cocínelo en horno moderado, hasta que esté bien firme y doradito. Apague el horno, abra la puerta (del horno, se entiende) y déjelo entibiar allí adentro. Recién entonces desmóldelo ¡y arme para su hijo el “sándwich gigante” más rico e inocuo del mundo!