viernes, 21 de enero de 2011

¡OTRA RECETA “GALLEGA”!



Esta vez me la dio Sofía Terrán Rivero y se trata de una masa para hacer la famosa “empanada gallega”. Después no me digan que esta fórmula no es auténtica! Ponga en un bol ½ kilo de harina (yo hice la mitad) tamizada con sal a gusto y ½ cucharada de polvo para hornear. Entonces haga un hoyo en el centro y vierta allí, mientras revuelve con un tenedor: 100 gramos de vino blanco, 100 gramos de leche tibia y 100 gramos de aceite. Vuelque entonces sobre la mesa y una todo en un bollo, agregando ½ cucharada de margarina. Deje reposar la masa tapada en un bol 1 hora… ¡y manos a la obra! Según el esposo de Sofía, cuanto más finita la estire, más rica y crocante resultará. Doy fe: “La fe es omnipotente. Considera bueno a tu hermano y lo será; confía en el que sólo es bueno a medias y lo será del todo; atribuye aptitudes a tu discípulo y las verás desarrollarse. Declárate sano y podrás estarlo!” (Shure). Agrego: póngale a la empanada un buen relleno de cebollas rehogadas, morrones asados, atún, huevos duros y aceitunas en rodajas y… ¡requeteglup!