lunes, 10 de enero de 2011

Operación limpieza



Yo limpio alcauciles así: con un cuchillo filoso les corto la punta y los tallos y les quito una rueda – por lo menos – de las hojas duras y percudidas de la base (si las tuvieran en esas condiciones…). Si los tallos son gorditos, los pelo y uso solamente el corazón.