martes, 25 de enero de 2011

Copa de dulce de leche


Este helado queda cremosísimo y delicioso. Y es tan fácil... ¡que hasta una criatura podría hacerlo! Yo lo preparo con dulce de leche de repostería. Y, como soy gorda mental, le agrego crema de leche. Pero usted puede tomar sólo la primera idea... ¡y olvidarse del resto! Igualmente le saldrá diez puntos.




Lo que lleva el helado:
·  dulce de leche de repostería MEDIO KILO, APROXIMADAMENTE
·  leche CANTIDAD NECESARIA (SE MIDE CON EL POTE)
·  crema de leche 250 CC (OPTATIVO).



Lo que llevan los crocantines:
·  claras 3
·  sal UN POQUITITO ASI
·  azúcar UNA TAZA
·  agua 2 CUCHARADITAS
·  esencia de vainilla UNA CUCHARADITA
·  cacao amargo 2 CUCHARADAS
·  almendras fileteadas 100 GRAMOS
·  una placa para horno enmantecada y enharinada

Cómo se hace



  • Coloque en una cacerola el contenido del pote de dulce de leche. Llene el pote vacío con leche y agréguela a la cacerola. Lleve la cacerola al fuego y mezcle continuamente con cuchara de madera, hasta que el dulce se disuelva. Retire del fuego y cuele en un bol. Mézclele la crema de leche.



  • Vierta la preparación en un molde y ponga a congelar. Cuando esté bien firme desmóldelo y procéselo como indicamos en las intrucciones básicas (ver de buen gusto).


  • Ponga el merengue de cacao en una manga con boquilla mediana lisa y trace sobre la placa discos o bastoncitos. Salpíquelos con las almendras fileteadas (o absténgase!...). Cocínelos en horno muy suave (si fuera necesario, con la puerta del horno entreabierta) hasta que las piezas estén bien sequitas.


  • Retire del horno y deje enfriar los crocantines en la misma placa, mientras sigue cocinando otros. Recién cuando se enfríen, despéguelos cuidadosamente con una espátula ancha (son frágiles).


  • Sirva una porción de helado de dulce de leche en cada copa y clávele encima los crocantines.