viernes, 1 de julio de 2011

Masitas de huevo duro



¿Usted quería la receta de esas masitas secas que se hacen con yemas de huevo duro? Esta formula es para hacer todas las fantasías que quiera: desde “pepitas” gordas o hasta masitas de dos tonos, o esas otras, veteadas con chocolate cobertura… Le cuento? Haga una pasta con 2 yemas de huevo duro, tamizadas, 2 yemas crudas, 100 gramos de azúcar impalpable tamizado y esencia de vainilla (o ralladura de limón). Luego agréguele 1 taza de harina común y un poquito mas, hasta obtener una masa tiernísima. Tanto, que a la simple presión de un palote pesado puede pegotearse…
Estírela suavemente dejándola algo gruesita, ¡y de rienda suelta a su imaginación para hacer las variedades de masitas que quiera! Una vez recortadas, levántelas con espátula (para que no se deformen), apóyelas sobre placas enmantecadas y enharinadas y cocínelas en horno caliente, hasta que estén bien sequitas aunque un poco pálidas. “El comprender es al saber como el ver al mirar” ¡Glup!