miércoles, 13 de julio de 2011

Lengüitas de gato



(Aunque esta receta se la he dado otras veces, la repito aquí para no darle el trabajo de buscarla…)

INGREDIENTES

Manteca,  100 gramos
Azúcar impalpable tamizado, 100 gramos
Claras sin batir 3

PREPARACION

  1. Bata la manteca con el azúcar hasta obtener una crema.
  2. Agréguele 1 clara y no de grititos de desesperación porque la crema pareciera cortada. ¡Siga batiendo!
  3. Agréguele del mismo modo las otras claras.
  4. Ponga la pasta en una manga para decorar con boquilla chata para cintas.
  5. Sobre una placa enmantecada y enharinada, trace bastones de largo igual a la altura de la charlotte.
  6. Cocine en horno bien caliente, hasta que los bordes de las lengüitas estén dorados.
  7. Retire la placa del horno, enfríe y despéguelas cuidadosamente pues son frágiles.
  8. ¡Siga del mismo modo haciendo más lengüitas!

Versión 2:


Bien casero


Las lengüitas de gato son unas galletitas muy sutiles y deliciosas que suelen acompanar varios postres helados. Agende la receta y podra lucirse con un postre bien completo y casero de punta a punta.

Lo que llevan:

manteca blanda (a temperatura ambiente) 75 GRAMOS
azucar impalpable tamizada 75 GRAMOS
claras 65 GRAMOS (APROXIMADAMENTE 2 CLARAS)
harina 100 GRAMOS
una placa para horno bien enmantecada y enharinada

Cómo se hacen:

  • Bata la manteca blanda con el azúcar impalpable hasta obtener una crema.
  • Incorpórele un poco de clara. No se asuste si el batido parece cortado: siga batiendo hasta lograr que nuevamente quede unido y lisito.
  • Del mismo modo incorpore el resto de claras, batiendo muy bien despues de cada adición.
  • Unale la harina previamente tamizada.
  • Ponga la pasta obtenida en una manga con boquilla chata y trace bastoncitos bien espaciados entre si, para que no se junten durante la cocción, sobre placas enmantecadas y enharinadas (el tamano de los bastones corre por su cuenta).
  • Tambien en lugar de bastoncitos puede trazar espirales... formar letras... o los garabatos que la imaginación aporte.
  • Coloque la placa en horno caliente y cocine las lenguitas hasta que los bordes comiencen a dorarse.
  • Cuando esten listas, retire la placa del horno y deje enfriar allí las lenguitas.
  • Recien entonces, cuando ya esten frías, despeguelas cuidadosamente con una espatula (son muy fragiles)... y siga haciendo mas lenguitas!
  • Si no las devora enseguida, guardelas en frascos o latas de cierre hermetico, pues podra utilizarlas en cualquier otro postre helado.


Versión 3:


¿Pero cómo puedo convencer a María Victorin Quevedo (¿descifré bien el nombre?) de que algún gorgojo hambriento debió comerse la “harina” de las “lengüitas de gato” que publiqué en “mi primer bebé”? ¡Hasta dormida me sé la receta de memoria! Vuelvo a repetir para todas los ingredientes: 100 gramos de manteca, 100 gramos de azúcar impalpable tamizado (o común… ¡bah!), 3 claras sin batir, esencia de vainilla ¡y 100 gramos de harina común! ¡Perdón y gracias!