viernes, 17 de mayo de 2013

Almíbar de frutillas enteras



¿Usted quería atrapar enteras esas frutillas descomunales que asoman en todas partes? Yo las preparo así: compre 1 kilo, lávelas muy bien, quíteles los cabitos y déjelas en la heladera dos días, rociadas con 4 cucharadas de vinagre y 4 cucharadas de azúcar. A los dos días, haga un almíbar a punto de “hilo fuerte” con 2 tazas de azúcar y dos de agua; llegado a este punto, agregue las frutillas al almíbar, con todo su jugo, y deje hervir despacito hasta que del vinagre no queden rastros y el almíbar este algo espesito. Enfríe, envase y… ¡listas para levantar el status de una copa helada!