domingo, 26 de mayo de 2013

Rollo de carne



Aunque parezca extraño, es posible amasar sin masa y, mejor aún, lograr que resulte un plato delicioso. Sólo hay que conseguir una buena porción de carne picada, algunos ingredientes para aderezarla, inventar una guarnición que sepa acompañarla ¡y listo!

Rollo de carne

1)      Mezcle 1 kilo de carne picada con 1 taza de cebolla picadísima y rehogada en un poco de margarina junto con 1 morrón cortado en cuadraditos.
2)      Agréguele 1 cucharadita de ají molido, 3 cucharadas de queso rallado, 1 y ½ cucharadita de sal y 2 huevos.
3)      Siga amasando todo (aunque le parezca blandísimo) y no dé grititos de desesperación.
4)      Espolvoree una hoja de papel con pan rallado (¡o un repasador… bah!) y vuelque en el centro el pasticchio de carne. Empuñe entonces una espátula y extiéndala dándole forma de rectángulo de 1 y ½ cm de espesor, aproximadamente.
5)      Distribuya a 1 cm de la base del rectángulo una hilera de bastoncitos de queso fresco y, sobre estos, acomode 2 ó 3 rollitos de jamón cocido (quien dice jamón cocido dice mortadela, salchichón, ¡o nada!).
6)      Con ayuda del repasador comience a arrollar la carne. Apenas tape el queso, coloque otra hilera de bastoncitos y siga arrollando de la misma manera; es decir, intercalando trocitos de queso hasta que se termine la carne. (En lugar de queso puede ponerle aceitunas, ciruelas descarozadas, etc.)
7)      Levante el repasador y, cuidadosamente, deslice el rollo en una fuente aceitada. Coloque en la superficie del mismo unos trocitos de manteca y péguele  2 ó 3 hojitas de laurel.
8)      Cocine en horno caliente, aproximadamente 45 minutos, hasta que este bien doradito y pida a gritos… ¡una guarnición de puré, ensalada o papas fritas!