miércoles, 15 de mayo de 2013

Canelones al horno


            El título no promete ninguna primicia. Sin embargo, se las trae… Esta vez le propongo preparar canelones con pasta de panqueques cocida en el horno, en una placa (o dos), de una sola vez. No solamente ahorrará tiempo, sino también manteca. Lo cual no nos vendrá mal en horario de protección contra el colesterol… “La prudencia es la ciencia que sabe distinguir las cosas que hay que desear de las cosas que hay que alejarse” (Cicerón). Y otra cosa muy importante: la pasta la haremos sin yemas y el relleno, también.

INGREDIENTES

Pasta de panqueques sin yemas

Claras, 4
Leche, 1 taza
Sal, ½ cucharadita (tamaño café)
Harina, 1 taza

RELLENO DE ESPINACAS

Espinacas, cocidas, exprimidas y picadas, 1 y ½ taza
Cebolla, grande y picadísima, 1
Dientes de ajo triturados, 2
Jamón cocido, desgrasado, 150 gramos
Ricotta, ¾ de taza
Sal, bastante pimienta y nuez moscada
Queso rallado, 100 gramos


SALSA

Tomates al natural, 2 latas
Ajo, 4 dientes
Laurel, 2 hojas
Pimienta en grano, ½ cucharadita
Margarina, 1 cucharada
Sal y pimienta, a gusto

PREPARACION

PANQUEQUES

  1. Ponga en la procesadora o licuadora las claras, la leche, la harina y la sal. Procese sólo lo necesario como para que “la clara no se note” (usted me entiende…).
  2. Caliente en el horno una asadera grande (preferentemente de lata o aluminio) que no tenga abolladuras…
  3. Retírela del horno y, sin quemarse los deditos, enmargarinela bien.
  4. Vierta en la misma, enseguida, una porción de pasta en cantidad suficiente como para cubrir la asadera totalmente en un espesor finito (“espesor de canelón”).
  5. Coloque la asadera a baño de María en horno re-caliente, hasta que la pasta esté cocida, pero no dorada.
  6. Retire la asadera del horno, divida la pasta en rectángulos tamaño “canelón comprado” y despéguelos cuidadosamente con una espátula. Apílelos en un plato mientras sigue preparando otros, con la misma técnica, hasta terminar con la pasta (¡Al fin!).

RELLENO

  1. Ponga las cebollas y los dientes de ajo en una sartén y revuelva continuamente sobre fuego fuerte hasta que “parezcan rehogadas”.
  2. Agrégueles las espinacas exprimidas y picaditas y saltéelas.
  3. Retire del fuego y mézclele la ricotta (ya le voy a explicar como hacerla en casa para no clavarse comprando medio kilo…), el jamón picadísimo y el queso rallado. Sazone todo con sal, pimienta y nuez moscada a gusto. ¿Qué gusto? Pruebe y rectifique… pruebe y rectifique… y así, de a poquito, ¡hasta que le guste de verdad!


ARMADO Y COCCION

  1. Distribuya el relleno en la base de cada “canelón” y arrolle.
  2. Coloque los canelones en una fuente bien “enmargarinada”, con el borde libre hacia abajo.
  3. Caliéntelos a “baño de María”, en el horno.


SALSA Y TERMINACION

  1. Licue el contenido de las latas de tomate junto con el ajo.
  2. Tamice todo en una cacerolita.
  3. Agréguele la pimienta en grano y el laurel; hierva hasta que la salsa se reduzca y espese.
  4. Incorpórele la margarina y revuelva hasta que se funda (la margarina, se entiende…).
  5. Cuele nuevamente la salsa, distribúyala en platos precalentados, cubriendo el fondo a modo de “coulis”… y ponga a navegar en cada uno dos o tres canelones bien calentitos  (levántelos con espátula, por favor…). Sirva enseguida.


VARIANTE DE RELLENO: CANELONES DE POLLO Y JAMÓN


  1. Pique finamente 2 cebollas, colóquelas en una sartén y revuelva continuamente sobre fuego fuerte hasta que parezcan “rehogadas”.
  2. Espolvoréelas con 1 cucharada de harina y mezcle.
  3. Vierta en la sartén ½ taza de leche descremada fría y revuelva continuamente hasta que todo hierva y espese. Si resultara demasiado pegote, agréguele un poquito más de leche. Retire del fuego.
  4. Mezcle a esta salsa 1 cucharada (al ras) de perejil picadísimo, 50 gramos de queso rallado y 200 gramos de jamón cocido desgrasado y procesado junto con 4 supremas de pollo cocidas por hervido.
  5. Sazone el “pasticchio” con sal, pimienta y nuez moscada. Rellene los canelones, cúbralos con salsa blanca dietética, espolvoree con queso, salpique con agua y gratine en horno re-caliente.


RICOTTA CASERA

Ponga a hervir 1 litro de leche descremada. En cuanto rompa el hervor agréguele 3 cucharadas de vinagre, apague el fuego, tape y deje estacionar 5 minutos. Cuele, enjuague bajo la canilla ¡y listo!