jueves, 16 de mayo de 2013

Barquillos



            Yo sé que estos barquillos nada tienen que ver con los barquillos… ¡Pero son de ricos y crujientes! Mezcle 2 cucharadas de azúcar con 2 cucharadas de harina común, 6 cucharadas de crema de leche y un chorrito de esencia de vainilla. Debe quedarle un pegote como “masa bomba”. Si hace falta, agréguele un chorrito más de crema. Mézclele luego 1 clara sin batir y vierta la pasta de a cucharaditas muy espaciadas sobre una placa enmantecada y caliente. Extienda cada “mancha de pasta” con una cuchara, dándoles forma circular y dejándolas casi transparentes… ¡y cocínelas en horno caliente hasta que estén doraditas! (Que no se quemen…). Retire, despegue con espátula y enróllelas en caliente sobre el mango de una cuchara de madera, para darles forma de “cubanitos”. ¡Glup!