domingo, 12 de mayo de 2013

Pollito sabrosón



Dicen que la comida entra por los ojos... Personalmente prefiero aquellas que dejan en la boca ese imperdible gustito a "comida casera". Como esta receta, simplísima de preparar, pero que transformará al sencillo plumífero de siempre en un manjar realmente inolvidable. Tome nota. 



Lo que lleva

pollo de buena familia, cortado en presas. 1

sal y pimienta negra de molinillo. A GUSTO

aceite. 3 CUCHARADAS

ajo, picadito. 6 DIENTES (SIN EL BROTE VERDE)

tomate al natural. 1 LATA

ají molido. 1 CUCHARADA

vino blanco seco. 1 TAZA

conserva de tomates. 1 CUCHARADA.




Varios

papas torneadas. 1/2 KILO (HERVIDAS Y ESCURRIDAS)

aceite. PARA FREIR

harina. CANTIDAD NECESARIA.

 


 

Paso 1:  7 MINUTOS

Quítele la piel a las presas de pollo. Sazónelas a gusto con sal y pimienta negra recién molida. Vierta el aceite en una sartén hasta cubrir apenas el fondo. Caliéntelo bien y añada las presas de pollo. Deje que se doren, girándolas cada tanto para que se cocinen parejas y no se quemen.

 


Paso 2: 10 MINUTOS

Una vez doraditas, escurra las presas de pollo, pero no lave la sartén. Agregue en la fritura los ajos picaditos (sáqueles el brote interno, si los tuviera) y rehóguelos. Abra la lata de tomates y sume a la sartén los tomates picaditos y con todo su jugo. Mezcle bien. Sazone con el ají molido.


Paso 3: 30 MINUTOS 


Cuando tenga la salsa lista, vuelva a colocar en la sartén las presas de pollo doradas que tenía reservadas. Súmele la taza de vino blanco seco y deje hervir despacito, destapado, para que se evapore el alcohol y deje sólo el bouquet. Cocine hasta que las presas de ave estén... ¡para comérselas!

 



Paso 4: 31 MINUTOS


A último momento, agregue en la sartén la conserva de tomates previamente diluida en un poco de agua o vino. Mezcle bien y rectifique o no el sazonamiento con sal y pimienta negra recién molida. Deje que la salsa hierva y espese un poco. Mientras tanto, vaya preparando la guarnición.

 

 

Paso 5: 40 MINUTOS

Ponga a calentar suficiente aceite en una sartén aparte. Coloque la harina en un plato hondo. Reboce las papitas torneadas y hervidas en la harina. Fríalas en el aceite caliente hasta dorarlas de ambos lados y escúrralas. Sirva el pollo con una buena porción de salsa y de papitas fritas.