domingo, 19 de mayo de 2013

Coñac casero




¿Quién nos prohíbe soñar y fabricar en Bernal o Castelar un “coñac casero”? Esta receta la expropié (con autorización) del interesante libro “Dulces y conservas” que acaba de publicar mi querida amiga Choly Berreteaga (Ed. Atlántida). Para ella sean, entonces, los aplausos: Lave 12 almendras (con su cáscara) y macháquelas (así como le dije: sin pelar) junto con 2 cucharadas de pasas de uva sin semilla. Coloque entonces el pasticchio en un frasco esterilizado (ponga también las cáscaras… ¿eh?) y cubra con 700 cc de alcohol fino. Entonces cierre herméticamente y guarde en sitio oscuro y seco durante 30 días. Paso final: Filtre el “coñac” a trabes de un embudo donde habrá colocado un papel filtro, o papel tisú… ¡o bolsita de las que se usan para filtrar café! Consejo personal: Si su invitado es francés, convídelo de este modo: - “¿Un V.S.O.P.?”. Y luego aclare: Vinillo Sabrosísimo. O lo que es lo mismo: Para entrar en calor.