martes, 14 de mayo de 2013

Torta de miel y manzanas





A punto de caramelo

Una torta húmeda y sabrosa, con dos ingredientes nobles: manzanas y miel.

Ingredientes

Manzanas deliciosas, 3 ó 4
Jugo de limón
Azúcar, 3 cdas
Miel, ½ taza
Manteca, ¼ de taza
Cerezas al marrasquino, c/n

Masa

Harina tamizada, 1 y ½ taza
Polvo para hornear, 1 cdita
Bicarbonato de sodio, ¼ cdita
Canela, ¼ de cdita
Nuez moscada rallada, ¼ cdita
Manteca blanda, 100g
Miel, ¾ de taza
Huevo, 1
Leche, ½ taza
Crema chantillí, 100g

Preparación

1.       Pele las manzanas y córtelas en rodajas de un centímetro y quíteles el corazón para transformarlas en anillos. Espolvoréelas con el azúcar y el jugo de limón y reserve. Coloque la manteca y la ½ taza de miel en un molde grande para bizcochuelo y revuelva con cuchara de madera sobre el fuego hasta que ambos ingredientes se fundan bien. Retire del fuego. Distribuya sobre esta especie de caramelo los anillos de manzana, sin superponerlos, a fin de tapizar el fondo del molde. Decore el centro de cada anillo con una cereza al marrasquino. Reserve.
2.       Ahora la masa. Tamice la harina junto con el polvo para hornear, el bicarbonato, la canela y la nuez moscada. Aparte, bata la manteca hasta convertirla en una crema. Agréguele de a poco los ¾ de taza de miel y siga batiendo hasta incorporarla toda. Mézclele el huevo, previamente batido. Bata enérgicamente. Únale los ingredientes secos tamizados, alternándolos con la leche.
3.       Vierta cuidadosamente sobre los anillos de manzana (¡que no se le tuerzan!) y cocine aproximadamente 45 minutos en horno moderado o hasta que al clavarle una aguja en el centro, salga sin adherencias. Retire del horno e invierta la torta sobre la fuente donde la piensa servir. Deje 5 minutos sin retirar el molde. Desmolde. Si hubiera alguna imperfección, recurra a la crema chantillí para maquillar y lograr que todos los comensales – ignorantes de los entretelones de la cocina – exclamen al unísono: “¡Ohhhh!”.

Tip:

Cuando alterne líquido con harina siempre termine añadiendo la harina.