miércoles, 28 de marzo de 2012

Mejillones al pesto

 

Ingredientes

Mejillones, 1 kilo
Agua, cantidad necesaria
Laurel, 1 hoja
Caldo de verduras, 1 cubito
Vino blanco, ½ taza

Pesto:

Hojas limpitas de albahaca fresca, 60 gramos
Aceite de oliva extra-virgen, 4 cucharadas
Parmesano rallado, 4 cucharadas
Dientes de ajo pelados y picados, 4
Piñones, 30g y cantidad extra

Varios

Sal gruesa, ½ kilo

Preparación

Cocción de los mejillones:

1.       Lave los mejillones cepillándolos bajo la canilla del agua fría y raspándoles las adherencias calcáreas o de algas.
2.       Deseche los que están con la boca abierta.
3.       Póngalos en una cacerola, cúbralos apenas con agua y agrégueles el vino blanco, el laurel y el caldito desmenuzado.
4.       Ponga la cacerola sobre fuego fuerte y hágalos hervir hasta que se abran.
5.       Escúrralos y deseche los que permanecieron cerrados.
6.       Deseche las valvas vacías y deje las que contienen los bichos. Si estos fueran muy grandes, retírelos de la valva y quíteles el anillo gomoso que rodea el cuerpo del mejillón (vuelva a ponerlo en su valva correspondiente).
7.       Acomode las valvas con sus correspondientes bichos apoyadas sobre un lecho de sal gruesa dispuesta en una asadera. Mientras tanto, comience a preparar el pesto.


Pesto:

1.       Pique las hojas de albahaca y póngalas en el mortero.
2.       Macháquelas con la maza del mortero mientras les agrega, en forma alternada, chorritos de aceite, trocitos de ajo, queso rallado y piñones, hasta terminar con los ingredientes y obtener una salsa cremosa y espesa.

Final:

1.       Cubra cada mejillón con ½ cucharadita de pesto y gratínelos un par de minutos en horno caliente.
2.       Al retirarlos decórelas con 3 ó 4 piñones y sirva enseguida.