viernes, 23 de marzo de 2012

Guiso de repollo




Quíteles a dos repollos las hojas externas marchitas y el  tronquito de la base. Córtelos en trozos y lávelos bien. Vierta aceite en una cacerola hasta cubrir apenas el fondo. Caliente el aceite y rehogue la cebolla. Mientras… Lave dos chorizos colorados, píncelos con un tenedor y agréguelos enteros en la cacerola. Súmele el repollo y la taza de caldo. Tape la cacerola y póngala a cocinar sobre fuego lento. Mientras el repollo se  cocina, revuélvalo de vez en cuando presionándolo con un tenedor o cuchara, a fin de deshacerlo. Continúe la cocción agregando chorritos de caldo, si hiciera falta, hasta que el repollo pierda su identikit (usted me entiende…). En otras palabras: debe tener la apariencia de un chucrut. Pruébelo y, si fuera necesario, condiméntelo con sal y pimienta a gusto. Retire los chorizos de la cacerola, quíteles la piel y córtelos en rodajas gruesitas. Sirva el repollo bien caliente, guarnecido con las rodajas de chorizo.