domingo, 7 de agosto de 2011

Pizza de berenjenas





Es verdad. La masa de pizza es cómplice de todos los gordos. Pero… ¿nunca se le ocurrió que podía hacer “pizza” sin masa? Vale la pena creerlo. “El medio de ser creído – decía NAPOLEÓN – es hacer increíble la verdad”. Cuando la lleve a la mesa, todo el mundo creerá que va a comer pizza tradicional. Solo cuando la sirva, se darán cuenta de que la masa ha sido reemplazada por un sólido zócalo de berenjenas cocidas. RESULTADO: ¡sensacional! “No creemos sino lo que creemos”… (UNAMUNO)


INGREDIENTES

Berenjenas, 1 kilo
Tomates, 1 lata
Cebolla picadita, 1
Conserva de tomates, 1 cucharadita
Sal, pimienta, ají molido y orégano cortado en láminas, 200 gramos
Aceite, 1 cucharada

PREPARACIÓN

Pele las berenjenas, divídalas en cuartos y déjelas espolvoreadas con sal 1 hora.
Lávelas y hiérvalas en agua hasta que estén tiernas.
Escúrralas y exprímalas bien.
Unte con aceite una pizzera de tamaño apropiado y acomode en ella las berenjenas, bien juntitas, formando un zócalo. Alíselas con una espátula. Ponga a secar unos segundos en el horno.
Mientras tanto, caliente la cucharada de aceite y rehogue en él, la cebolla.
Agréguele el contenido de la lata de tomates, picados, y la conserva diluída en un poco de líquido.
Deje hervir despacio hasta que se forme una salsa bien espesita.
Condiméntela a gusto con sal, pimienta, ají molido y orégano.
Retire la pizzera del horno y cubra con la salsa.
Vuélvala al horno para secar un poquito más.
Retire, cubra con las tajadas de queso y vuelva a calentar en el horno, hasta que el queso se funda.

fuente: Recetario Santa Rosa


Versión 2:


Pizza de berenjenas

1)      Pele 1 kilo de berenjenas, córtelas en cuartos y hiérvalas en agua con sal hasta que estén tiernas. Escúrralas y exprímalas bien.
2)      Sazone las berenjenas con sal, pimienta y 2 cucharadas de ricotta.
3)      Vuélquelas en una pizzera aceitada y presiónelas hasta lograr un espesor parejo.
4)      Cúbralas con una salsa para pizzas hecha sin fritura (todos los ingredientes hervidos en crudo, hasta que espesen).
5)      Cocínela en el horno hasta que la superficie se note sequita.
6)      Retire y cubra con rodajitas de queso bajas calorías previamente remojadas en agua para que se derritan mejor.
7)      Vuelva a poner la “pizza” en el horno hasta que el queso se derrita.
8)      Adorne con aceitunas verdes y negras y tiras de morrón al natural.