jueves, 4 de agosto de 2011

Bizcochos de grasa








Cómo se hacen

Ponga en un bol ¼ taza de agua caliente. Agregue 100 gramos de grasa (o manteca o margarina) caliente

Incorpore de golpe 1 taza de harina leudante y 1 cucharadita de sal; mezcle con un tenedor. Se formará un bollo que parecerá masa cortada. Tenga fe y... ¡sígame!

Vuelque el pegote sobre la mesada espolvoreada con abundante harina leudante. Aplaste la masa con las manos, espolvoréela con un poco de harina leudante y dóblela por la mitad. Vuelva a aplastar la masa con las manos, espolvoréela con harina y dóblela en sentido contrario al anterior doblez. Repita la operación hasta que la masa tenga consistencia para ser estirada

Estire la masa hasta ½ cm de espesor y córtela en discos tamaño boca de señora bien educada (chiquitos...). Distribúyalos sobre placas, pínchelos con un tenedor y cocínelos en horno caliente hasta que estén sequitos y apenas dorados.