domingo, 28 de agosto de 2011

Huevos quimbos



¿Quién añoraba los “huevos quimbos” de la cocina criolla? Cierro los ojos y me parece verla a mamá prepararlos, allá en La Pampa, cuando tenía “invitados importantes” y las gallinas eran más generosas que ahora… ¡Una enorme sopera de cristal llena de almíbar inflaba los budincitos recién horneados!... ¿Sabe que la fórmula entra en la clasificación de recetas “sin T.A.C.C.” (sin gluten)? Se la explico para 8 porciones, nomás. Bata 4 yemas con 1 huevo entero (use la batidora) hasta que espesen como sabayón (“punto letra”… ¡bah!). Llene entonces hasta la mitad moldecitos tipo “muffins”, enmantecados y cocínelos en horno moderado hasta que crezcan y estén doraditos. Entonces desmóldelos, pínchelos con un palillo, póngalos en un recipiente profundo y ahóguelos con un almíbar liviano enriquecido con ron, whisky o coñac. Si cuando los sirve corona cada uno con una porción de chantillí… ¡entenderá por qué, en todas las fotos, nuestros ancestros eran tan gorditos!...



Versión 2:


¿Le cuento cómo hacía Mamá los “huevos quimbos”? Bata 6 yemas y 1 clara hasta que espesen como sabayón (use la batidora…). Entonces distribuya el batido en moldecitos enmantecados a fin de llenarlos hasta la mitad. ¡Y métalos al horno, sin miedo! Crecerán como bizcochuelitos. Cuando estén cocidos desmóldelos, pínchelos, póngalos en un bol coqueto y ahóguelos con ¾ litro de almíbar espesito e hirviente perfumado con coñac o ron. ¡Otra receta bárbara para los buscadores de “sin T.A.C.C.”!