jueves, 11 de agosto de 2011

Frango embriagado



 ¿Alguna vez probó “frango embriagado”? Es un original bocadito caliente de pollo para acompañar un buen trago que una vez me enseñó a hacer Noemí. Quítele la piel a un pollo de buena familia y – sin piedad – córtelo en trozos así de chiquitos (si los deshuesa, mejor). Condiméntelos con sal, pimienta, una cebolla picada y la hierba que quiera. Estaciónelos 1 hora. Después, envuelva cada trocito en tajaditas de panceta ahumada, sujete con palillos, colóquelos “codo con codo” en una asadera, cúbralos con cerveza y cocínelos en horno caliente 40 minutos, o hasta que estén cocidos y crujientes. ¡Glup!