lunes, 12 de noviembre de 2012

Pollo al ajillo



El ajo, el ají molido y el pimentón le dan un sabor especial a un pollo cortado en  presas y cocido a la cacerola con caldo y vino blanco.

INGREDIENTES

Pollo, cortado en presas, 1
Sal  y pimienta de molinillo, a gusto
Aceite, c/n
Dientes de ajo, 6 (sin el brote interno)
Caldo de verduras bien sazonado, ½ taza y c/extra
Vino blanco seco, ½ taza y c/extra
Ají molido, 2 cucharadas (queda en libertad de reducir la cantidad a gusto)
Pimentón, 1 cucharadita

VARIOS

Puré de papas, a gusto

PREPARACION

1.       Tome las presas de pollo, lávelas, séquelas y sazónelas. Aparte, vierta aceite en una cacerola y caliéntelo.
2.       Dore las presas de ambos lados y agregue a la cacerola el ajo picado o cortado en tiritas y rehóguelos.
3.       Añada el caldo y el vino, mientras raspa con una cuchara el fondo de cocción para incorporarlo a la salsa.
4.       En cuanto la salsa retome el hervor, agregue en la cacerola el ají molido. Mezcle bien y continúe la cocción a fuego suave. Cuando las presas estén cocidas, incorpore en la cacerola el pimentón diluído en un poquito de agua.
5.       Prepare un buen puré para la guarnición. Puede cocinar las papas peladas o con la cáscara (bien limpia).
6.       Sirva el pollo con toda la salsa, acompañado por el puré de papas que hizo.