martes, 6 de noviembre de 2012

Peceto en escabeche







A pura cacerola

Una carne rica, que se puede comer caliente o fría, según las ganas y el clima.

Ingredientes

Peceto entero, 1
Sal y pimienta, a gusto
Zanahorias tiernas, ¾ kg
Cebollas, ½ kg
Pimienta en grano, 1 cucharada
Laurel, 2 hojas
Pimentón, 1 cucharadita al ras
Orégano, 1 cucharadita al ras
Dientes de ajo, 2
Aceite, c/n
Vinagre (el que más le guste), c/n


Preparación

1.       Quítele al peceto todo el cuerito y grasa visible. Sazónelo con sal y pimienta y átelo con piolín como si fuera un matambre. Raspe las zanahorias, lávelas y córtelas “a cuchillo” en rodajas finas. Pele las cebollas, córtelas en rodajas finas y sepárelas en aros. Pero si tiene un marido como el mio… ¡use la procesadora! así la cebolla se nota menos en el escabeche… Coloque en una cacerola grande, preferentemente alargada u ovalada, las rodajitas de zanahoria y los aros de cebolla, formando un “colchón”.
2.       Acueste el peceto sobre este colchón y agregue en la cacerola la pimienta en grano, el laurel, el pimentón, el orégano y los dientes de ajo. Sazone las verduras con un poco de sal. Use como medida un pocillo de café y vierta en la cacerola partes iguales de aceite y de vinagre hasta cubrir el nivel de las verduras (dije “verduras” y no “peceto”, en nombre de la economía y el sentido común).
3.       Llegado el momento de servirlo, escurra el peceto, desátelo y sírvalo con una porción de salsa, ligeramente escurrida para eliminar el exceso de aceite.


Tip:

  • El líquido sobrante del escabeche puede usarse para hervir distintas verduras en trozos y obtener así un “escabeche extra” para acompañar un churrasco o milanesa.