jueves, 11 de octubre de 2012

Pechugas a la húngara

 

Estas pechuguitas de pollo a la húngara es un plato fácil de hacer y sumamente sabroso, porque está enriquecido con una salsita tradicional a base de cebollas, tomates, crema de leche y la famosa páprika de aquella región. Ideal para quedar muy bien con los amigos.




Lo que llevan:
 
·  Supremas de pollo 3 O 6 (SEGUN EL TAMAÑO)
·  harina CANTIDAD NECESARIA
·  sal y pimienta A GUSTO
·  manteca 100 GRAMOS
·  aceite 2 CUCHARADAS
·  cebollas chicas, finamente picadas 2
·  tomates al natural 1 LATA
·  vino blanco seco 1 TAZA
·  crema de leche 1 TAZA
·  pimentón 2 CUCHARADAS AL RAS (PUEDE SER DULCE O PICANTE)

 Varios:

arroz blanco, para acompañar

 
Cómo se hacen:


PASO 1 (3 MINUTOS)

Quítele a las supremas la piel y todos los indeseables que se vaya encontrando en el camino. Lávelas bajo el chorro de la canilla, séquelas con un lienzo limpio y condiméntelas a gusto con sal y pimienta negra (o blanca) de molinillo. Por último, coloque la harina en una fuente plana y reboce las pechugas por todos sus lados. Resérvelas en una fuente. 

 

PASO 2 (15 MINUTOS)

Coloque la manteca junto con el aceite en una cacerola, lleve la olla al fuego y caliente hasta que la manteca se derrita. Cuando haya conseguido esto, introduzca las supremas rebozadas y cocínelas hasta que se doren, dándolas vuelta una vez. Escúrralas sobre papel absorbente y no lave la cacerola para poder aprovechar el fondo de cocción.


PASO 3 (20 MINUTOS)

Sobre una tabla, pele y pique finamente la cebolla. Agregue en la cacerola las cebollitas picadas y rehóguelas raspando el fondo de cocción con una cuchara de madera, para incorporarlo a la salsa. Pique los tomates e incorpórelos a la olla con todo el jugo que soltaron. Sume las 2 cucharadas de pimentón diluidas en el vino blanco y la mitad de la crema.


PASO 4 (30 MINUTOS)

Mezcle bien la salsa con la cuchara de madera y deje que rompa el hervor. Cuando la salsa esté hirviendo, coloque de nuevo las supremas en la cacerola y deje hervir despacito, hasta que la salsa espese un poco y del vino sólo quede el bouquet (aproximadamente unos 10 o 15 minutos de cocción porque hay que dejar que se evapore el alcohol). 
 

PASO 5 (40 MINUTOS)

Agregue en la cacerola el resto de crema de leche y mezcle bien con la cuchara. Pruebe la salsa y rectifique —o no— el sazonamiento con sal y pimienta. Sirva las supremas en una fuente de mesa, cortadas diagonalmente en 3 secciones, con toda la salsa y con el arroz blanco sazonado a gusto. O distribuya una por plato con una porción de arroz.