domingo, 4 de julio de 2010

Rulos de chocolate


  • Tome una tableta de chocolate común para taza, del bueno (usted me entiende…); o, si prefiere chocolate cobertura. Cerciórese de que el chocolate esté a temperatura natural, fácilmente maleable.
  • Empuñe un pelapapas bien filoso, haga de cuenta que la tableta es un tubérculo gigante y rebánelo de abajo hacia arriba por una de sus aristas, a fin de convertirlo en “rulos”. No se aflija si al principio sólo obtiene “rulitos”. ¡Roberto Giordano no se hizo en un día!