sábado, 17 de julio de 2010

Milanesas al Roquefort





1)      Tamice 200 gramos de Roquefort y mézclelo con 1 taza de blanco de apio hervido “al dente”, escurrido y picadito.
2)      Agréguele un puñadito de nueces picadas y ligue con el mínimo posible de mayonesa.
3)      Aplaste bifes finitos (sin grasa ni nervios) como si estuviera matando hormigas depredadoras. Recórtelos en forma pareja.
4)      Arme los “sándwiches” con los bifes uniéndolos de a dos con el relleno de Roquefort en el medio.
5)      Presione bien los bordes, rebócelos por harina sazonada con sal y pimienta, báñelos luego por huevos batidos y revuélquelos en pan rallado como si hiciera… ¡milanesas rellenas!
6)      Apriete bien los bordes de cada invento, para que el pan se adhiera perfectamente. Déjelos estacionar en la heladera 1 hora.
7)      Fría los sándwiches como cualquier milanesa, dorándolos bien de ambos lados. Sírvalos con una guarnición de zanahorias fritas. ¿Le enseño como las hago?
8)      Corte zanahorias (con el pelapapas) en tiras finas (¡eh!... tanto, no…), rebócelas por harina y fríalas por tandas en aceite bien caliente, mientras las revuelve con dos tenedores (o con lo que quiera…) hasta que estén bien crocantes.
9)      Sálelas recién en el momento de llevar a la mesa.