miércoles, 31 de diciembre de 2014

Siempre hay ocasión de hacer un brindis



Mientras tengamos ganas de brindar por algo, pongámonos contentos. Un brindis es una suerte de deseo. Un deseo, esperanza.  ¿Brindamos porque siempre estemos juntos? Ponga en la coctelera unos trozos de hielo, 2 cucharaditas de granadina, 2 cucharaditas de azúcar, 180 gramos de gin y 2 claras de huevo. Y bata y bata y bata hasta que la coctelera se empañe por fuera. Cuele entonces en copas apropiadas y sirva antes de que se baje la espuma. Ah… Pero no me pregunte el nombre del cóctel. Ni tampoco el de estas galletitas saladas que más de una vez me pidieron que volviera a publicar la receta: partes iguales de papa cocida tamizada, manteca y harina hasta formar una masa. Estirar, cortar en cuadraditos, pincharlos y secarlos al horno. ¡Buen provecho!