jueves, 11 de diciembre de 2014

Pan dulce de Leipzig






Ingredientes (para 2 stollen)

Esponja

30g de levadura prensada
½ taza de leche tibia
2 cucharadas de azúcar
1 cucharada de harina

Masa

3 yemas
1 taza de leche
100g de manteca derretida
200g de azúcar
ralladura de un limón
3 claras a nieve
harina c/n (1kg aprox.)
100g de pasas de uva sin semilla
100g de nueces picadas grueso
100g de almendras peladas
4 cucharadas de cáscaras de naranja abrillantadas
100g de avellanas peladas
100g de cerezas confitadas

Varios

Manteca derretida para pintar la masa

Preparación de la esponja

  • Disuelva la levadura en la leche tibia junto con las dos cucharadas de azúcar y la cucharada de harina. Bata todo hasta que se formen globitos en la superficie.
  • Tape flojamente y espere a que la levadura fermente y se transforme en una esponja.

Masa

  • Ponga las yemas en un bol y bátalas mientras le agrega la leche, la manteca derretida y tibia, el azúcar y la ralladura de limón.
  • Súmele la “esponja de levadura” y las claras batidas a nieve.
  • Bata la mezcla con la mano abierta mientras le incorpora la harina, hasta obtener un bollo tierno que no se pegotee y que se desprenda fácilmente de las paredes.
  • Coloque la masa en un bol limpio, tápela flojamente y déjela leudar al doble en un sitio tibio.
  • Cuando ya leudó, vuélquela sobre la mesa y mézclele las pasas, las nueces, las cáscaras de naranja, las almendras, las avellanas y las cerezas.
  • Vuelva a poner la masa en un bol. Tape otra vez bien flojita y deje leudar al doble en un sitio tibio.
  • Una vez que la masa haya leudado, divídala en dos porciones. Estire cada porción de masa sobre la mesa enharinada, y déle forma oval con un espesor de unos dos centímetros aproximadamente.
  • Pinte la superficie de cada ovalo, generosamente, con manteca derretida.
  • Ahora, doble cada ovalo de masa por la mitad, como si fuera a armar una empanada gigante.
  • Una vez moldeados así los stollen, levántelos cuidadosamente y acomódelos en placas enmantecadas y enharinadas.
  • Tápelos flojamente y ¡déjelos leudar nuevamente! No se desanime que ya queda poco…
  • Cocínelos en horno caliente hasta que queden doraditos.
  • Retire los stollen del horno, píntelos exageradamente con manteca derretida y enseguida ahogüelos con azúcar impalpable tamizada.
  • Déjelos enfriar sobre una rejilla y… ¡a la carga!