domingo, 7 de diciembre de 2014

Garrapiñadas de almendras


¿Cambiamos de tema? Le propongo este año… ¡hacer las “garrapiñadas de almendras” en casa! Un puñadito, nada más, para aprender… “El que no sabe vivir con poco, será siempre un esclavo”, dijo Horacio. (¿¿¿Usted cree???).
Ponga en una sartén 2 cucharadas de almendras peladas (con la cascarita marrón), 8 cucharadas de azúcar, 2 cucharaditas de cacao instantáneo y ½ taza de agua. Y ponga a hervir a fuego fuerte, revolviendo de vez en cuando, hasta que el almíbar esté espesito y reducido. Entonces, baje el fuego a mínimo, y despacito, despacito, despacito, revuelva con cuchara de metal hasta que todo se azucare y quede… ¡espantoso! ¡Ánimo! Siga revolviendo y revolviendo, siempre a fuego mínimo, hasta que el azúcar vuelva a fundirse y las almendras queden brillantes. ¡Listo!