sábado, 13 de diciembre de 2014

Bombones de praliné y cerisettes





¡Adiós, Bariloche !

En vez de esperar al próximo viajero, hoy fabricamos el chocolate más rico en casa.

Ingredientes

Bombones de praliné

Nueces picaditas, ½ taza
Azúcar, ½ taza
Manteca, c/n
Chocolate cobertura blanco, ¼ kg

Cerisettes 

Clara, 1
Agua fría, 1/3 de cda.
Leche condensada, ¾ cda.
Esencia de vainilla, unas gotas
Crema de leche, 1 cda.
Azúcar impalpable tamizada
Cerezas al marrasquino, descarozadas, c/n
Chocolate cobertura, c/n

Preparación

1. Disuelva el azúcar en una sartén, revolviendo con cuchara de madera, hasta que se funda y se transforme en caramelo (trate de que no tome demasiado color). Mézclele las nueces picadas y vierta sobre la mesada generosamente enmantecada.

2. Aplaste la mezcla con el dorso de una cuchara enmantecada, y déjela enfriar hasta que se ponga bien dura. Aplaste el caramelo con nueces con un palote, triturándolo lo más fino posible. Ralle el chocolate blanco y derrítalo a bañomaría, cuidando que el agua del bañomaría no hierva. Retire y deje entibiar. Mézclele el praliné de nueces. Vierta la mezcla de a cucharaditas formando copitos sobre una placa forrada con papel aluminio. Colóquelos en la heladera hasta que estén bien duros. Póngalos en pirotines.

3. Para las cerisettes, bata la clara hasta que este espumosa y separe 1/3. Deseche el resto. Agréguele el agua, la leche condensada, la esencia y la crema. Mezcle bien. Incorpore de a poco el azúcar impalpable tamizada, mientras amasa con las manos, hasta obtener una pasta espesa similar al fondant (no muy seca… ¿eh?).
Escurra las cerezas al marrasquino y séquelas una por una. Recúbralas con una capita de fondant. Colóquelas en una placa forrada con papel y déjelas orear hasta el día siguiente.

4. Al día siguiente, derrita el chocolate cobertura a bañomaría y, mientras esté tibio (y no muy líquido) bañe una por una las cerezas y vaya colocándolas en otra placa forrada con papel blanco. Lleve a la heladera hasta que el chocolate endurezca. Retire y coloque en pirotines.

Dificultad:

Es clave que el chocolate no se caliente mucho porque en vez de ablandarse se endurece.

Tip:

Dejar los bombones en la heladera solamente hasta que el chocolate solidifique. Luego… ¡a ponerlos en pirotines y envasarlos en cajitas primorosas!