domingo, 22 de diciembre de 2013

Torta negra galesa



“Mucho le agradecería la publicación de la torta negra galesa”…
R: Encantada le transcribo la versión autentica que hace siglos me envió ERICO ZICHAEUS, hábilmente conseguida a través de la encantadora galesa encargada del Museo de GAIMAN (TRELEW): Corte 125 gramos de manteca con 250 gramos de harina hasta convertirla en granitos. Entonces agréguele ½ taza de cada uno de estos ingredientes: azúcar molida, pasas sin semillas, mitades de nueces, cáscaras abrillantadas picaditas y azúcar negra. Además: ½ cucharadita de canela, un poco de nuez moscada y ½ copita de coñac. Por último: ½ taza de leche, mezclada aparte con 1 cucharadita de bicarbonato y 1 cucharada de vinagre (esta torta no lleva huevos). Se cocina en molde forrado (fondo y costados) con 3 capas de papel madera y una de papel impermeable, enmantecado y enharinado, en horno suave, durante 1 hora. ¡Y no se desmolda hasta que esté bien fría!


Versión 2:



Aquí está la “torta galesa” que, a manera de ¡gracias! le prometí: Bata 125 gramos de manteca con ½ taza de azúcar molido. Y, cuando esté cremosa, agréguele ½ taza de pasas de uva, ½ de nueces, ½ de cáscara de naranja abrillantada y picadísima, ½ taza de azúcar negro, ½ cucharadita de canela, 1/3 de cucharadita de nuez moscada, 1 cucharadita de bicarbonato, 1 cucharada de vinagre y 250 gramos de harina. Vierta este “pasticchio” en un molde de 20 cm forrado interiormente (fondo y costados) con 3 capas de papel madera y una de papel impermeable, éste ultimo bien enmantecado y enharinado. Y por si esto fuera poco… forrado por fuera (los costados) con 3 bandas de papel madera sujetas con piolín. Se cocina en horno suavísimo hasta que esté firme. Y lo principal: ¡dejarla enfriar en el molde antes de volcarla en la fuente! Y decorarla con baño de azúcar y frutillas glaseadas ¡Glup!





Versión 3:


Torta galesa

(Esta es la versión que Blanca Cotta publicó en la revista de Cocina Básica de Clarín)

Ingredientes:

1 taza c/u de pasas tipo Corinto (negras) y Sultanas (rubias)
125cc de coñac
½ taza de azúcar blanca
1 taza de azúcar negra
200g de manteca blanda
3 huevos
100g de nueces picadas gruesas
100g de almendras enteras
½ taza de cáscara de naranja abrillantada
½ taza de fruta abrillantada picada
2 tazas de harina
1 cdta. de polvo de hornear
½ cdta. de nuez moscada
¼ cdta. de clavo de olor
1 cdta.de canela
½ cdta de jengibre
½ taza y cant. necesaria de leche tibia

jugo de ½ limón
½ cdta. de bicarbonato

Glasé real:

500g de azúcar impalpable
2 claras de huevo
jugo de ½ limón
frutas glace o abrillantadas, nueces, almendras para decorar

Preparación:

Coloque las pasas en un bol con el coñac y déjelas descansar un ratito.
Cóloquela ½  taza de azúcar en una sartén y revuelva sobre el fuego hasta que se convierta en caramelo.
Agreguele ½ taza de agua caliente, y desprenda con una cuchara el caramelo.
Deje sobre fuego bajo, revolviendo hasta que el caramelo se disuelva y forme una salsa oscura. Si hace falta agregue otro poquito de agua caliente. Reservar.
Bata la manteca con el azúcar negra hasta obtener una crema. Agregueles los huevos de a uno batiendo muy bien entre cada uno.
Añada al batido las nueces, almendras peladas, cáscara y fruta abrillantadas y las pasas remojadas con el licor.
En otro bol tamizar la harina junto con el polvo de hornear y las especias.
Preparar leche ácida mezclando la ½ taza de leche con el jugo de ½ limón.
Agregue al batido de paso 5 los ingredientes secos tamizados alternando con la salsa de caramelo y la leche ácida, a la cual se le agrega el bicarbonato.

Mezclar esta pasta con todas sus fuerzas agregando más leche si hace falta (hasta ½ taza más). Debe quedar una pasta algo pesada pero húmeda.
Forre el fondo y costados de un molde redondo de 26cm de diámetro con 2 capas de papel madera y una de papel manteca. Enmantecar y enharinar el interior. Ate con piolín dos capas de papel madera afuera del molde para aminorar el calor del horno, ya que la torta lleva una cocción prolongada.
Vierta la preparación en el molde, y cocínela en horno suave de entre dos horas y 2 ½ cubriéndola con papel si se dora demasiado.
Una vez cocida la torta, desmóldela sobre una rejilla y quítele cuidadosamente los papeles adheridos. Cuando este bien fría, cubrala con el glasé real.

Glasé real:

Mezcle en un bol el azúcar impalpable tamizada con las claras y el jugo de limón necesario para obtener una pasta espesa.
Bátala con una batidora eléctrica hasta que se transforme en un azucarado esponjoso, agregando más jugo de limón si hiciera falta.
Apoye la torta fría directamente en la fuente donde se la servirá y con la ayuda de una espátula cúbrala totalmente con el glasé real formando una corteza bastante gruesa en toda la superficie incluso el contorno.
Apoye una cuchara sobre el glasé, presione y levántela formando picos, luego salpíquela con las frutas abrillantadas y secas. Déjela hasta que los picos estén secos.