miércoles, 11 de diciembre de 2013

Torta de frutas con levadura


No le doy esta vez la receta del “pan dulce para ir a dormir”, porque está en mi libro N°6. Pero esta torta también es revolucionaria: mezcle en un bol 65 gramos de manteca blanda, 100 gramos de azúcar, 3 huevos, ralladura de limón, apenitas de agua de azahar, 1/3 de taza de agua y 250 gramos de harina tamizados con 1 cucharada de levadura en polvo instantánea. Tape, deje reposar 1 hora y después agréguele 400 gramos de la fruta que le guste encontrar. Vierta en un molde alto de 16 cm, forrado con papel bien enmantecado y enharinado, tápelo con polietileno, métalo en el horno apagado ¡y váyase a dormir! Al otro día, encienda el horno al máximo (retire el polietileno) y cocine la torta en el mismo molde 10 minutos “a fuerte”, el resto, “a moderado”. Una vez desmoldada y fría, cúbrala con glasé real, péguele cuanta fruta y frutita seca o glasé encuentre y, una vez seco el baño ¡guárdela bien envuelta hasta el 24! ¿Podrá?... ¡Glup!