viernes, 27 de diciembre de 2013

Pollo a la suiza






Ingredientes

1 pollo de 2 kilogramos, deshuesado
50g de manteca
2 cebollas picadísimas
1 pan lácteo chico, descortezado, remojado en leche, exprimido y picado
1 cucharada panzona de perejil picadísimo
100g de queso rallado
2 huevos
Sal
Pimienta
Nuez moscada, a gusto
300 gramos de jamón cocido, cortado en tajadas
300 gramos de queso de máquina

Varios

Rodajas de papa cruda, cantidad necesaria
Aceite, cantidad necesaria
Caldo, cantidad necesaria
Ensalada para acompañar, a gusto

Procedimiento

1.       Lave y seque el pollo. Estírele la piel del cogote hacia atrás y cósasela en la espalda. Reserve.
2.       Rehogue la cebolla en la manteca y, fuera del fuego, mézclele el pan picadito, el perejil y el queso rallado.
3.       Sazone la mezcla a gusto con sal, pimienta y nuez moscada. Ligue los ingredientes con los huevos.
4.       Rellene el pollo así: una capa hecha con la mitad del jamón cocido en tajadas; sobre el jamón, la mitad de las tajadas de queso; sobre el queso, todo el relleno de pan; sobre el pan, el resto de las tajadas de queso y sobre éstas (¡al fin!) el resto del jamón.
5.       Cosa la abertura de abajo del pollo y átelo sujetando las alas y las patas con piolín.
6.       Acueste el pollo en una asadera que previamente habrá “tapizado” con rodajas gruesas de papa.
7.       Pinche repetidamente el pollo con una aguja larga o brochette y cocínelo en horno caliente hasta que esté cocido y la piel bien doradita y crujiente.
8.       Retírelo del horno, déjelo enfriar en la asadera y luego páselo a una fuente.
9.       Quítele las costuritas y ataduras, cubra los huesitos de las patas con papillotes. Sírvalo bien frío y acompañe con algunas ensaladas tentadoras, que alegren el plato.