domingo, 8 de diciembre de 2013

Stollen sin huevos



El Stollen es el pan dulce de nacionalidad sajona que, lejos de ser panzón y alto como los panettones italianos, ¡anda por el suelo! Es así de petisito, y tiene la forma de una empanada sin repulgo. Esta fórmula no lleva huevos… ¡pero es de rico!


Ingredientes

Levadura prensada, 1 cucharada gorda
Agua tibia, ½ taza
Harina, 1 y ½ tazas y cantidad extra
Leche, ¾ de taza
Manteca derretida, 125 gramos
Azúcar, ½ taza
Jugo de limón, 1 cucharada
Ralladura de limón, 1 cucharada
Pasas de uva, sin semillas, ½ taza
Ciruelas pasas, cortadas en trocitos, ½ taza
Almendras peladas, ½ taza
Cáscara abrillantada de limón o de naranja, cortada en trocitos, 1
Nueces o avellanas, ½ taza
Sal, un poquitito
Glasé real liviano (que corra por sí solo), ½ taza
Manteca derretida, cantidad necesaria
Huevo batido, 1

Preparación

1.      Disuelva la levadura en el agua tibia con un poco de azúcar y haga fermentar.
2.      Tamice la harina en un bol y haga un hueco en el centro.
3.      Coloque en el la leche, la manteca derretida, el azúcar, el jugo y la ralladura de limón, las pasas de uva sin semillas, las ciruelas en trocitos, las almendras, la cáscara abrillantada picada y las nueces.
4.      Mezcle bien batiendo con la mano abierta mientras le agrega la levadura fermentada y la sal.
5.      Ponga en un bol (de modo que la pasta llegue hasta la mitad) y deje así hasta el día siguiente o hasta que la preparación duplique su volumen. Dicho proceso lleva, aproximadamente, 12 horas.
6.      Bata enérgicamente la preparación y agréguele más harina en cantidad necesaria (añada de a poquito), hasta que se forme un bollo que se desprenda del bol.
7.      Vuélquelo sobre la mesa enharinada y amáselo con fuerza hasta obtener un bollo elástico. Debe quedar tiernito, pero sin que se pegotee.
8.      Estire con palote en forma circular, de 3 cm de espesor. ¡Cómo si fuera un disco de empanada gigante!
9.      Pinte abundantemente con manteca derretida y doble en dos como si fuera a armar una empanada. ¡Pero no presione los bordes!
10.  Acomode el Stollen en una placa enmantecada y enharinada, píntele la superficie con huevo batido y cocine en horno caliente hasta que esté bien doradito.
11.  Retire y enfríe sobre rejilla.
12.  Una vez frío, “chorree” la superficie con el glasé y deje secar. O, si quiere, antes de que el glasé se seque, salpíquelo con trocitos de frutas abrillantadas y secas.