miércoles, 20 de marzo de 2013

Supremas rellenas con avellanas



Ingredientes (para 4 porciones)

Supremas de pollo, aplastaditas como indicamos en otras recetas, 4
Sal y pimienta negra recién molida, a gusto
Avellanas, 100 gramos (peladas)
Miga de 1 pancito remojada en leche
Manzana ácida, rallada, 1
Harina, para rebozar
Manteca, 70 gramos
Caldo de verduras, 1 cubito
Agua, ½ taza (caliente)
Vino blanco seco, ¼ de taza
Crema de leche, 1 pote chico
Nuez moscada, a gusto
Papas fritas “paille”, para acompañar
Fécula de maíz, 1 cucharadita (optativo)

Preparación

1.       Sazone las supremas aplastadas con sal y pimienta. Reserve.
2.       Ponga las avellanas en una placa y dórelas en el horno (¡que no se le quemen!).
3.       Retire la placa del horno, deje enfriar las avellanas y luego frótelas entre las manos para quitarles la piel (el mejor modo de pelarlas).
4.       Licue o muela las avellanas peladas y póngalas en un bol.
5.       Mézcleles la miga de pan, exprimida y bien picadita y la manzana ácida rallada.
6.       Unte con esta mezcla las supremas aplastadas y enróllelas. Sujete con palillos.
7.       Rebócelas por harina.
8.       Derrita la manteca en una sartén y dore las supremas de todos lados, sobre fuego mediano (para que no se queme la manteca).
9.       Disuelva el caldito en la media taza de agua caliente.
10.   Agréguelo en la sartén junto con el vino blanco. Raspe con una cuchara el fondo de cocción para que se integre a la salsa.
11.   Deje hervir despacito hasta que las pechugas estén cocidas y la salsa se reduzca al mínimo (15 minutos, aproximadamente).
12.   Agregue en la sartén la crema de leche, y mezcle bien.
13.   Pruebe la salsa y rectifique el sazonamiento con sal, pimienta y un poco de nuez moscada. (Si estuviera muy liviana, espésela con 1 cucharadita de fécula de maíz diluída en apenitas de agua o leche).
14.   Quítele los palillos o ataduras a las pechuguitas y sírvalas en rodajas gruesas cubiertas con la salsa y acompañadas con las papas fritas paille.