jueves, 16 de septiembre de 2010

Saltimbocca




Incluir en la dieta de bajas calorías algún plato que figure en la cocina internacional, es un gran estimulo como para no sentirse marginado del resto de los mortales. “Por bueno que sea un caballo, necesita espuelas”… (PROVERBIO INGLES) Eso sí: quítele totalmente la grasa al jamón crudo que utilice (aunque llore lágrimas de gorda por dentro) y haga la cantidad justa de comida como para que ningún comensal pueda repetir el plato. “La inteligencia y el sentido común se abren paso con pocos artificios…” (GOETHE)

INGREDIENTES

Bifes finitos de nalga, 8
Tajadas de jamón crudo, sin grasa, 8
Tajadas de queso de bajas calorías, 8
Hojas de salvia, 8
Margarina, 50 gramos
Caldo de verdura, ½ taza (y cantidad extra)
Vino blanco seco, ½ taza (y cantidad extra)
Sal y pimienta, a gusto
Harina, cantidad necesaria


PREPARACION

  1. Quítele la grasa a los bifes y sazónelos solamente con pimienta.
  2. Cubra cada tajada de carne con una de jamón crudo y otra de queso sin calorías.
  3. Coloque una hoja de salvia en el medio del queso.
  4. Doble los bifes por la mitad, encerrando el relleno. Sujete con palillos.
  5. Reboce cada “saltimbocca” por harina.
  6. Derrita la margarina en una sartén.
  7. Dore los “saltimbocca” a fuego suave, para que la margarina no se queme.
      8.   Cuando estén dorados, afloje el fondo de cocción con partes iguales de vino y        
            caldo, continuando la cocción a fuego suave hasta que la carne esté tierna.                   
           (Agregue más caldo o agua si fuese necesario).
      9.   Pruebe la salsa y condiméntela si hiciera falta.
10.   Sírvalos con toda la salsa, acompañados con pimientos morrones asados y 
        frotados con ajo.


Fuente: Recetario Santa Rosa