miércoles, 15 de septiembre de 2010

Tarta de coco Baby


Cuando mis recetas llevan nombre o apellido quieren decir que alguna amiga generosa me la ha donado gentilmente; o robado expresamente para mí. Esta fórmula pertenece al archivo confidencial de mi colega jardinera del Grupo Quilmes, Baby García Cambeiro. Para que se entere mejor, le cuento: en las reuniones de los clubes de jardineras (que dependen de la central de Buenos Aires) luego de exponer cada socia sus arreglos florales o cultivos especiales y asistir a la conferencia de turno dada por su especialista en la materia, la sesión culmina con un suculento té donde la anfitriona y sus ayudantes demuestran que aparte de la jardinería y todo el pasto espiritual que son capaces de atesorar… ¡también cocinan como los ángeles! En una de esas reuniones probé esta tarta de coco, cuya receta inmediatamente escribí en una servilletita de papel color rojo, lo cual me llevó dos semanas y 23 horas adicionales para descifrarla paso a paso.

INGREDIENTES

Vainillas, 12
Leche, 1 taza tamaño té
Esencia de vainilla, a gusto
Coco rallado, seco, 1 taza
Azúcar, 1 taza
Yemas, 5 ó 6 (según el tamaño)
Claras, 5
Azúcar, 15 cucharadas
Azúcar impalpable tamizado, cantidad necesaria
Manteca, cantidad necesaria

PREPARACION

  1. Enmanteque abundantemente un molde para tarta.
  2. Deshaga las vainillas convirtiéndolas en migas y presione estas migas contra el molde enmantecado, a fin de forrarlo en una capa, pareja.
  3. Mezcle la esencia de vainilla con la leche y rocíe las vainillas con esta mezcla.
  4. Aparte, en un bol, coloque el coco rallado y el azúcar.
  5. Agregue las yemas y mezcle con las manos hasta ligar bien todos los ingredientes. Deben quedar como mazapán húmedo. Si hiciera falta, agregue otra yema.
  6. Rellene con esta pasta la tarta y cocine en horno caliente aproximadamente 10 minutos, de modo que la pasta quede firme pero húmeda. Retire del horno.
  7. Bata las claras a punto de nieve y agrégueles el azúcar de a cucharaditas, sin dejar de batir, hasta incorporarla toda. Siga batiendo hasta que el merengue espese y haga picos.
  8. Ponga el merengue en una manga con boquilla rizada y cubra toda la superficie de la tarta con copitos; o con las monerías que sepa hacer.
  9. Espolvoree el merengue con azúcar impalpable tamizado.
  10. Gratine en horno requetecaliente, apenas unos segundos. Retire del horno y sirva fría.