domingo, 19 de septiembre de 2010

Bifes a la cazadora






 

Dudo que estos bifes los haya inventado un cazador... Pero sí estoy segura de que esta receta es un buen recurso para resolver un plato sabrosísimo... ¡en poco tiempo! La base de carne se sirve con una imperdible salsa de champiñones y guarnición de papas fritas o puré, a gusto. 


Lo que llevan

-bifes finitos de nalga, 8
-manteca, 75 GRAMOS
-aceite, 1 CUCHARADA
-vino blanco seco, ½ TAZA
-caldo, 1 TAZA
-cebollita de verdeo picadísima, ½ TAZA
-dientes de ajo triturados, 2
-harina, 1 CUCHARADA
-tomates pelados y picados, 150 GRAMOS
-champiñones (frescos o envasados), 150 GRAMOS
-perejil picadísimo, 1 CUCHARADA
-jugo de ½ limón
-sal y pimienta negra de molinillo, A GUSTO

Varios

-puré de papas o papas fritas (yo las corté en cuadrados), A GUSTO


PASO 1 (5 MINUTOS)

Quítele a los bifes finitos de nalga (o escalopes, ¡bah!) toda la grasita e indeseables que encuentre. Recórtelos en lo posible dándoles una misma medida, para que al final quede mejor presentado el plato (su gato, agradecido...) Sazónelos a gusto con sal y pimienta negra del molinillo. Y luego sígame al siguiente paso.


PASO 2 (10 MINUTOS)

Derrita en una sartén de tamaño generoso 25 gramos de manteca, más 1 cucharada de aceite. Dore los bifes de ambos lados a fuego fuerte solamente para sellarlos, calcule unos 3 minutos en total. Escurra los escalopes del recipiente, pero todavía no lave la sartén, para aprovechar el fondo de la carne. Reserve unos minutos y sígame otra vez los pasos.


PASO 3 (20 MINUTOS)

Agregue a la misma sartén los 50 gramos de manteca restante y derrítala. Rehogue en ella los 2 dientes de ajo triturados. Incorpore la media taza de cebollita de verdeo picadísima y rehóguela raspando el fondo de cocción, que le va a dar rico sabor al plato. Añada la cucharada de harina y luego mezcle todo bien hasta obtener una pasta.


PASO 4 (25 MINUTOS)

Incorpore la taza de caldo y la media taza de vino blanco seco y mezcle hasta que la salsa se torne espesita. Agregue los tomates pelados bien picaditos y con todo su jugo. Sume los champiñones (pueden ser frescos o envasados) cortados en tajaditas verticales. Y únales también la cucharada de perejil picadísimo y el jugo de medio limón.


PASO 5 (55 MINUTOS)

Cuando la salsa rompa el hervor agregue los bifes y déjelos cocinar despacito hasta que se noten bien tiernos y la salsa espesita. Pruebe y rectifique o no el sazonamiento con sal y pimienta. Sirva los bifes con toda su salsa y una guarnición de papitas fritas (previamente cortadas en cubos, hervidas y rebozadas en harina, el secreto para que queden crocantes).