viernes, 20 de agosto de 2010

Vainillas de naranja


… Y si estuviera cerca, ¡la mimaría con las “vainillas de naranja” que hice el otro día y salieron estupendas! ¿Te animas, Nélida?... Frote 125 g de azúcar con la ralladura de 3 naranjas y luego bátala con 125g de manteca hasta obtener una crema. Perfume con 1 cucharada de algún licorcito de naranja y únale 2 yemas, un poquitito de sal, 4 cucharadas de harina leudante y, por último, las dos claras a nieve. Lo demás, como siempre: ponga la pasta en manga, rellene moldecitos para vainillas enmantecados y enharinados, espolvoree cada una con azúcar molido… ¡y al horno hasta que estén doraditas! Una vez cocidas las desmoldo, pongo “panza abajo” en una placa limpia y las seco en horno suavecito, para que tengan más consistencia. ¡Chin-chin! “Cada uno tiene la edad de su corazón” (D’houdetot).