miércoles, 11 de agosto de 2010

Tarta para no amasar


(fórmula que una vez me dio la mamá de Emerita…)

INGREDIENTES

GRANULADO

Manteca (o margarina), 100 gramos (fría)
Harina leudante, 200 gramos
Manzanas peladas, sin semillas y cortadas en tajadas transparentes, 4
Azúcar molido, 4 cucharadas gordas y cantidad extra
Ralladura de 1 limón grande (o en su reemplazo: 1 cucharadita de canela)
Leche, 1 taza
Huevos batidos, 3

PREPARACION

  1. Coloque la harina y la manteca sobre la mesa. Corte la manteca con dos cuchillos, hasta convertir todo en un granulado fino.
  2. Vuelque la mitad de este granulado en una tartera desarmable, de 22 cm de diámetro, enmantecada y enharinada. Alise la superficie.
  3. Revuelque las tajadas de manzanas en las 4 cucharadas de azúcar molido y la ralladura de limón (única forma que tengo yo para azucararlas bien…) y distribúyalas sobre el granulado que está en el molde.
  4. Tape las manzanas con el resto del “granulado”.
  5. Bata los huevos con la leche y vierta sobre la superficie de la tarta.
  6. Espolvoréela con abundante azúcar (¡eh!... ¡tanto, no!) y cocínela en horno caliente, apoyándola 3 minutos en el piso del mismo y pasándola luego a un estante central, para terminar la cocción a fuego moderado, hasta que la masa se note doradita y crocante.
  7. Retire, deje enfriar en el molde y recién entonces retírele el aro lateral. ¿Qué tal si con cada porción ofrecemos aparte crema de leche batida espesa, sin nada de azúcar?