sábado, 7 de agosto de 2010

Niditos de merengue







Riquísimo y liviano

Este postre le sienta bien hasta a los que hacen dieta. ¡Y es muy fácil de hacer!

Ingredientes

Claras, 4
Cremor tártaro, 1 cdita (se compra en las casas de repostería)
Azúcar molida (de la buena, ¿eh?), 12 cucharadas y un poquito más para espolvorear
Fécula de maíz, 1 cucharada

Varios

Ensalada de frutas, a gusto
Salsa de chocolate o crema chantillí, para acompañar

Preparación

1.       Bata las claras junto con el cremor tártaro hasta que alcancen punto de nieve. Para reconocerlo, invierta el bol. Si las claras permanecen adheridas al bol… ¡listo! Si caen sobre sus zapatos… ¡empiece de nuevo! Otro método menos riesgoso es cortar las claras con un cuchillo. Si sale limpio ¡ya logró el “punto nieve”! Incorpore a las claras el azúcar, de a una cucharada por vez, mientras sigue batiendo enérgicamente hasta incorporarla toda (si usa batidora, mejor todavía). Siga batiendo y batiendo hasta que el merengue quede ¡así de firme! Únale la fécula de maíz y mezcle suavemente.





 

 2.       Enmanteque y enharine una placa para horno. Ponga el merengue en una manga con boquilla mediana (lisa o rizada) y trace espirales sobre la placa comenzando por el centro. Trate de que cada “vuelta” toque a la anterior, así se forman círculos perfectos de merengue. Deje espacio entre disco y disco. Ahora con la misma manga (y más merengue por supuesto…) levante sobre cada disco un borde, superponiendo dos vueltas de merengue.
3.       Espolvoree los “niditos” con un poquito así de azúcar y séquelos en horno mínimo. La temperatura es muy importante. Los merengues, más que cocinarse se “secan en el horno” y la temperatura debe ser mínima para que se sequen sin tostarse demasiado. Deben estar sequitos y no pegoteados. Levántelos con espátula y apóyelos en los platos donde piensa servir el postre.
4.       Arme el postre en el momento de llevarlo a la mesa, rellenando los niditos con ensalada de frutas y adornándolos a gusto, con un opcional de crema chantillí o salsa de chocolate.


Dificultad:

Fuerza de brazos, si no tiene batidora eléctrica.

Tip:

Nunca echar el azúcar antes de batir las claras. Estas se unirán a las proteínas del huevo y será más difícil obtener el punto deseado.