martes, 10 de agosto de 2010

Un menú para gordos


Tengo numerosos pedidos de gordos hambrientos de cosas ricas. Como usted sabe – y yo soy consciente de ello – mi cocina es especial no para hacerlos entrar en una dieta sino, más bien, para ayudarlos a salir de ella…

  • Fiambre de pollo

1)      Hierva un pollo chico y, cuando esté cocido, quítele la piel y retire la carne de los huesos. Hecho esto, saque a la carne la grasita y tendones que pudieran tener y córtela en trocitos.
2)      Ahora mezcle ½ litro de leche con 2 cucharadas de almidón de maíz (maicena… ¡bah!) y revuelva sobre el fuego hasta que hierva y espese. Retire y sazone a gusto con sal, pimienta y nuez moscada.
3)      Agregue a la salsa blanca caliente (dietética, se entiende…) 3 sobrecitos de gelatina en polvo sin sabor remojada en un poco de agua fría. Revuelva hasta que la gelatina se disuelva.
4)      Mézclele el pollo cortadito, 2 cucharadas de mayonesa bajas calorías, 1 cucharada de pickles picaditos, 1 cucharada de perejil picadísimo, 1 morrón rojo cortado en cuadraditos y 6 aceitunas verdes en tajaditas.
5)      Pruebe y rectifique o no el sazonamiento.
6)      Vierta en un molde para budín inglés de tamaño apropiado, previamente humedecido con agua.
7)      Ponga en la heladera hasta que esté firme.
8)      Desmolde y sirva con ensalada de lechuga y tomate (aderezada con sal, pimienta, jugo de limón… ¡y 1 ó 2 cucharadas de vaselina líquida!).