sábado, 11 de abril de 2015

Una suave torta de naranja








Lleva harina leudante, crema y claras batidas a nieve. El sabor se lo dan la ralladura y el jugo de ese cítrico. Cuando está fría, sólo se cubre con un azucarado.


Ingredientes

1 taza de azúcar molido
5 yemas
cáscara rallada de 3 naranjas
200 grs. de crema de leche
jugo de 2 naranjas
1 taza y media de harina leudante
5 claras


1. Bata las yemas con el azúcar hasta obtener una crema. Mézclele la ralladura de naranja.
2. Incorpórele de a poco la crema de leche, mientras continúa batiendo.
3. Únale la harina leudante, alternando con el jugo de naranja. Reserve.
4. Bata las claras a punto de nieve. Únalas al batido anterior, mezclando con movimientos envolventes.
5. Vierta la mezcla en una budinera enmantecada y enharinada, de tamaño tal que no sobrepase los 2/3 de su altura (Usted me comprende...).
6. Cocine en horno moderado hasta que comience a separarse de los costados del molde. Desmolde, enfríe y cubra con algún azucarado.


Secretos

- Cuando ralle las naranjas trate de no interesar la piel blanca, que es la que otorgaría sabor amargo a la preparación.

- Para saber cuándo está cocida la torta clávele un palillo en el momento en el que la mezcla empieza a separarse del borde del molde: debe salir sin adherencias.