martes, 6 de enero de 2015

Dulzuras para los Reyes




            Cuando era chica, la víspera de Reyes nos afanábamos con mis hermanos para dejar al lado de los zapatitos un balde con agua y otro con maíz o pastito, para calmar la sed y el hambre de los camellos… ¡Jamás se nos ocurría pensar que los Reyes Magos también comían y bebían! Hoy, en plena edad de la razón (¡qué lástima!) pienso que siempre hay tiempo para corregir errores. ¡Esta semana cocinaré para convidar a Gaspar, Melchor y Baltasar! Y, como ellos, trataré de hacer magia con una sola masa… ¡un montón de galletitas diferentes! Claro que a “mis” Reyes de hoy no les pediría juguetes para mí, sino otras cosas importantes para los demás: trabajo, educación, salud, justicia… ¡Pero con la misma ilusión de ayer pondré mis zapatones!... “El corazón del hombre necesita creer algo; y cree mentiras cuando no encuentra verdades que creer”… (Larra) ¡Glup!


  • Masa básica para galletitas

INGREDIENTES

Harina, 2 tazas y ¼ (y cantidad extra, si fuese necesario)
Bicarbonato de sodio, ½ cucharadita (tamaño café)
Sal, un poquitito así
Manteca, 150 gramos
Azúcar, ¾ de taza
Huevos batidos, 2
Ralladura de 1 limón

VARIOS

Cacao instantáneo (Nesquick… ¡bah!), 2 cucharadas gordas
Chocolate cobertura oscuro, 200 gramos
Azúcar molido y jugo de limón
Coco rallado
Confititos de colores
Mazapán (pasta de almendras amasada con un poquito de clara y azúcar impalpable tamizado), un trozo
Clara apenas batida, 1
Glasé real, un poquito
Disco de papel aluminio de diámetro igual al largo de los “conitos” y divididos en cuartos
Nueces y frutas glasé de colores, picaditas, ¾ de taza
¡Y todas las fantasías suyas que superen las mías! “Nada sorprende más a los hombres que el sentido común y la sinceridad”. (Emerson)


PREPARACION

  1. Tamice la harina con el bicarbonato y la sal.
  2. Bata la manteca con el azúcar y la ralladura de limón hasta obtener una mezcla bien cremosa.
  3. Agréguele los huevos, de a uno por vez, y siga batiendo hasta que la masa esté nuevamente unida y lisita (usted sabe…).
  4. Incorpore al batido la harina tamizada y mezcle hasta unir todos los ingredientes.
  5. Vuelque el “pasticchio” sobre la mesa enharinada y trabájelo rápidamente, hasta obtener un bollo tierno y liso. Si lo único que logra es un pegote espantoso… ¡no se desanime! Agréguele de a poquito más harina hasta lograr una masa tierna pero que pueda estirarse con el palote. Divida la masa en 6 partes y haga con ellas cualesquiera de estas “monerías”:

a)      CORAZONCITOS

·         Estire un trozo de masa (palote y mesa bien enharinados) dejándola de 3 mm de espesor. Despéguela de la mesa con una espátula. Recorte en forma de corazoncitos. Levante los corazoncitos con espátula (para que no se deformen) y acomódelos en placas enmantecadas y enharinadas (haga más corazoncitos con los recortes).
·         Cocine las galletitas en horno caliente hasta que estén sequitas y apenas doradas. Retire y píntelas en caliente con azúcar molido mezclado con jugo de limón, hasta formar una “pastita”. O, si prefiere, báñelas con chocolate cobertura disuelto a baño de María, sin ningún agregado. Antes que el chocolate se seque, decore los corazoncitos pegándoles confititos de colores. Póngalos en la heladera hasta que el chocolate se endurezca.

b)      FRUTALES

·         Mezcle a una porción de masa los ¾ de taza de nueces picadas y fruta de colores. La masa sólo debe servir para ligar la fruta. Distribuya montoncitos (¡“a dedo” nomás!) sobre placas enmantecadas y enharinadas. Cocínelas en horno moderado, hasta que estén sequitas. Si quiere, una vez frías, pínteles la base con chocolate cobertura.

c)      BOLITAS

·         Moldee una porción de masa en forma de bolitas, distribúyalas sobre placas enmantecadas y enharinadas y cocínelas en horno moderado hasta que estén sequitas. Una vez frías, pínteles la mitad con chocolate cobertura disuelto y tibio; y rebócelas por coco rallado. También puede bañarlas totalmente con chocolate cobertura, esperar a que este se seque (si hace mucho calor, recurra a la heladera) y luego “firuletearles” la superficie con glasé real puesto en un cartuchito apenas despuntado.

d)     ESTRELLITAS

·         Estire una porción de masa dejándola de 3 mm de espesor y recorte estrellitas. Cocínelas como los corazoncitos. Una vez cocidas y frías, píntelas con clara batida, tápelas con una estrellita de mazapán (estirando y recortando con el mismo molde) y decóreles el centro con un trocito de fruta abrillantada.

e)      CONITOS

·         Agregue a una porción de masa 2 cucharadas de cacao instantáneo y amase bien. Modele la masa (¡bien marrón!) en forma de conitos. Cocínelos en horno moderado hasta secarlos bien. Una vez fríos, báñelos con chocolate cobertura. Cuando el baño se endurezca, envuélvalos en un cuarto de círculo de papel aluminio, de modo que asomen la “cabecita”… ¡pero retuérzales bien la cola!