miércoles, 21 de enero de 2015

De postre, bananas



            Pero como no es muy elegante la propuesta, le sugerimos una buena salida: o una torta chatita… ¡o una tarta así de gorda! ¡Anímese! “Vale la pena morir por aquello sin lo cual no vale la pena vivir…” (S. Allende). ¡Glup!

  • Tarta de chocolate y bananas

INGREDIENTES

Masa de tarta, cocida, 1 de 26 cm de diámetro 
Gelatina en polvo, sin sabor, una cucharada
Agua fría, ¼ de taza
Chocolate, 150 gramos
Leche caliente, ½ taza
Yemas, 4
Azúcar, 1 taza
Claras, 4
Esencia de vainilla, 1 cucharadita
Bananas, 4 ó 6
Jugo de 1 limón
Crema de leche, batida espesa, 200 gramos
Miel tibia, ½ taza

PREPARACION

  1. Remoje la gelatina en el agua fría.
  2. Ralle el chocolate y disuélvalo en la leche caliente.
  3. Bata las yemas con ½ taza de azúcar hasta que estén espumosas.
  4. Únale el chocolate disuelto y la gelatina remojada.
  5. Bata sobre el fuego con batidor de alambre, hasta que la gelatina y el chocolate se disuelvan. Pero… ¡Ojooooo! La preparación no debe hervir (si hierve… ¡se corta!). Cuele en un bol.
  6. Ponga el bol en la heladera hasta que la gelatina se enfríe y comience a espesar. Mientras tanto…
  7. Bata las claras a nieve y, llegado a este punto, siga batiéndoles mientras les incorpora el azúcar restante, de a poquito. Continúe el batido hasta obtener un merengue “duro” (¿Usted cree?).
  8. Retire la gelatina de chocolate de la heladera y batata hasta que esté espumosa.
  9. Únale el merengue.
  10. Vierta esta crema en la tarta cocida y colóquela en la heladera hasta que esté bien firme.
  11. Retire la tarta de la heladera y cubra la superficie con la crema batida espesa.
  12. Tape la crema con las bananas peladas, frotadas con limón y cortadas en rodajitas con un cuchillo inoxidable (sino… ¡se ponen negras!)/
  13. Entibie la miel y pinte con ella las rodajitas de banana.
  14. Mantenga la tarta en la heladera hasta servirla.