sábado, 17 de enero de 2015

Croquetas de lo que pueda




Arrase con todos los restos cocidos que encuentre en la heladera (se aceptan restos de arroz, papas u otras verduras y también fiambre, pollo, asado). Procéselos y mida por tazas. Por cada taza de elementos sólidos mézcleles media taza de salsa blanca tipo pegote. Ligue todo con un huevo. Moldee las croquetas rebozándolas por harina, huevos batidos y finalmente por pan rallado. Déjelas en la heladera todo el tiempo que pueda. Luego deles un golpe de fritura y sirva con tomate o lechuga, que es lo más barato que tendrá a mano.






.