miércoles, 16 de julio de 2014

Tortitas azucaradas



 ¡Una fórmula justo para aprenderla de memoria! La clave es ésta: 2 más 2 igual a 4 ¡Unas tortitas azucaradas “requeteglupísimas” para acompañar el vicio de matear! (¿Se fijó a qué precio está la docena de facturas?...) Aplaste sobre la mesa 2 cucharadas de petit Suisse y 2 cucharadas de margarina (o manteca) hasta obtener una pasta. Entonces únale rápidamente 4 cucharadotas de harina leudante. Estire fino, corte en discos, mójelos con leche, aplaste contra azúcar, coloque las tortitas en placas mojadas (con el azúcar hacia arriba) y cocínelas en horno caliente hasta que estén crujientes y con una carita  que den ganas de comérselas. ¿Duda de que puedan resultar tan ricas como le digo? Me juego con esta frase que no es mía! “Si avanzo, seguidme; si retrocedo, matadme; si muero, vengadme”.